EDIFICIO DE 30 VIVIENDAS EN FONTAJAU, GIRONA

Girona / 1989 | 1991-1994 / 4.263 m2

Mención Honorífica de los Premios PAD 1995.

Finalista de la III Bienal de Arquitectura Española 1995.

 

El edificio se sitúa en el límite de una trama residencial de casas adosadas  y afronta con un parque urbano. Tiene, por lo tanto, un protagonismo volumétrico notable. El contraste entre calle y parque se trasladó al edificio con un tratamiento diferenciado: fachada plana por el lado urbano y más segmentada en vertical hacia el parque. En esta última, la doble altura del dúplex del ático es el último de una serie de retranqueos que se inician en las terrazas naturales  de la riera contigua y se prolongan en los muros de hormigón de los jardines y en los voladizos de las plantas inferiores.

Las fachadas laterales se tratan como medianeras ficticias, con tablones de madera, ligeramente retrasadas respecto al límite de las fachadas longitudinales, lo que permite valorar el perfil del edificio y enfatizar la idea de corte en la continuidad virtual con la fachada del edificio vecino (previsto inicialmente como el doble del construido).